Estatuas Moái una de las maravillas del mundo

Estas esculturas llamadas “Moáis”, son estatuas de piedra monolítica, la cual solo se puede encontrar en la “Isla de Pascua”, la cual pertenece a la región de Valparaíso, en Chile. Los habitantes de la “Isla de Pascua” viven del turismo y la pesca, por lo tanto, estas estatuas representan el principal atractivo turístico de la región.

En la isla de rapa nui, hay más de 600 Moáis, los cuales están distribuidos por toda la isla, de los cuales la mayoría fueron tallados en toba del volcán Rano Raraku, en el cual se encuentran diferentes estatuas en diversas etapas de acabado. Todo lo anterior indica que la cantera fue abandonada repentinamente y dejaron varias estatuas a medio labrar en la roca. La mayoría de los Moáis terminados fueron destruidos por los isleños nativos de la región en el siglo XVII, de los cuales algunos han sido reconstruidos desde 1956.

En el año de 1978, mientras se estaba restaurando el Ahu Nau-nau que está colocado en la playa de Anakena, descubrieron que había cavidades oculares en los Moáis, en las que se colocaban placas de coral, a modo que quedaron como ojos. Algunas teorías confirman que estas fueron retiradas, enterradas, destruidas e incluso arrojadas al mar, en donde se han encontrado, debido a las guerras tribales, esto pudo haber sido obra de los isleños nativos en ese periodo.

Hay varias teorías que comprueban el significado de los Moáis, de las cuales la más popular es la siguiente, es que las estatuas fueron talladas por los habitantes polinesios de la isla, entre los siglos XII y XVII, como representaciones de antepasados difuntos, de manera que proyectaran su poder sobrenatural (mana en el idioma de la isla) sobre sus descendientes.

Estos deberían situarse en las plataformas ceremoniales (ahu en su idioma), de modo que sus rostros quedaran hacia el interior de la isla, con excepción de los siete que se encuentran situados en el Ahu Akivi, a los anteriores se les clavaban unos ojos de coral o piedra roja se convertían en el “rostro vivo” de un ancestro.

Estos son algunos de los Moáis y ahus significativos de la isla, el Ahu Akivi, que al parecer representan a los siete exploradores que precedieron a los primeros colonizadores, es el único cuyos Moáis miran al mar, este fue restaurado en 1960. El Ahu Vinapu que está realizado con técnicas de construcción aparentemente semejantes a las incaicas como las de Cuzco. El Moái Paro, es el Moái más alto de entre todos los terminados, y se ubica en la plataforma “Te pito kura”, el cual medía 11 metros y pesaba unas 80 toneladas, actualmente, desgraciadamente, se encuentra derribado y seccionado en tres partes, en la cantera de “Rano Raraku” existe una estatua inconclusa de 21 metros. El Ahu Tongariki es la mayor de las plataformas existentes con 200 metros de largo y 15 Moáis sobre él, este mismo fue restaurado entre 1992 y 1997. En 1929 los habitantes de la isla le regalaron un Moái al presidente Carlos Ibáñez del Campo, pero el mandatario se deshizo de él ya que cuenta la leyenda que un asesor le comentó que traía mala suerte.

Estas son algunas de las apariciones que nuestros amigos los Moáis han tenido en la cultura popular.
El Moái ha pasado a la cultura popular, convirtiéndose en uno de los enemigos estrella de algunos videojuegos como Gradius y Arkanoid6, entre otros. En la película llamada “Rapa Nui” se atribuye a la construcción de los moáis, a la caída de la sociedad pascuense y a la revolución de los llamados “Orejas cortas”.

Add Comment