La Estatua de la Libertad

Esta estatua también conocida como “La libertad iluminando el mundo”, es llamada “La Estatua de la Libertad”, el cual es uno de los monumentos más famosos de la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, y en todo el mundo, sin embargo, aun con su gran fama no gano ninguno de los 7 primeros lugares en las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”. Esta se encuentra al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis.

Esta misma, fue construida como regalo para los franceses en 1886, para celebrar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre los 2 países. Fue inaugurada en el 28 de octubre de 1886, en presencia del presidente de esa época, Grover Cleveland. Esta estatua fue diseñada por el escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel, quien también diseño la “Torre Eiffel”.

Los cobres utilizados para la construcción de esta estatua fueron elegidos por Eugène Viollet-le-Duc. En el 15 de octubre de 1924, se declaró a la estatua como “Monumento Nacional de los Estados Unidos”, al cual el 15 de octubre de 1965, se le añadió a la isla Ellis, y en 1984 la UNESCO la considero “Patrimonio de la Humanidad”.

Dicha estatua, aparte de ser un monumento muy importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo para los Estados Unidos, ya que, representa la libertad y emancipación, con respecto a la opresión. Desde que la estatua fue inaugurada en 1886, los turistas europeos la vieron como el primer “blanco” para llegar de paseo por el Océano Atlántico. En algunos términos arquitectónicos, se considera que recuerda al Coloso de Rodas, el cual fue una de las 7 maravillas del mundo. Esta estatua fue nominada a “Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”, en la cual resultó finalista, pero desgraciadamente, no ganadora. La UNESCO le dio como nombre “Monumento Nacional Estatua de la Libertad”, y desde el 10 de junio de 1933, está siendo administrada por la compañía llamada el “Servicio de Parques Nacionales” de los Estados Unidos.

No se sabe exactamente en que se inspiraron los desarrolladores de la estatua para hacer la cara de la misma, pero una de las hipótesis más populares es que se tomó la cara de Isabella Eugenie Boyer, quien es la viuda del inventor millonario Isaac Singer.
Otra de las más populares hipótesis es que, el escultor de la estatua se inspiró en el rostro de su madre, Charlotte Bartholdi (1801-1891), y esta es considerada como cierta hasta el momento. La revista de “National Geographic apoyo esta hipótesis, ya que el desarrollador de la estatua, nunca desmintió ni explico alguna semejanza con el rostro de su fallecida madre.
Otra popular hipótesis es que, simplemente quiso hacer una síntesis de varios rostros de mujer, con el fin de dar una imagen impersonal y neutra de la Libertad.

Esta estatua está colocada en la “Isla de la Libertad” en el puerto de la ciudad de Nueva York, la cual antes fue conocida como “Isla de Bedloe”, la cual sirvió como base militar, alojando así al fuerte “Wood”, que fue un antiguo bastión de artillería, que estaba construido con granito y cuyos cimientos formaban una estrella de once puntas, que posteriormente sirvieron para hacer el zócalo de la presente estatua.

La misma estatua, funciono como faro entre sus comienzos y en 1902. Se había asignado un guardián del faro, quien dio el dato que era tan potente la luz que podía llegar a verse desde 39 kilómetros.

Add Comment